El Dr. Esteban Chaves, sismólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica en la Universidad Nacional, OVSICORI-UNA y miembro de la Red Ticotal impartió el pasado miércoles 23 de enero la conferencia “Debilitamiento y curación de una falla posterior a la ocurrencia de una Mega ruptura” en la Academia Nacional de Ciencias.

 

Esteban obtuvo su doctorado en sismología en la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos. Ha sido 2 veces sismólogo/científico expedicionario en la Antártida durante los veranos Australes del 2014-2015 y 2015-2016 (3 meses cada expedición), y fue el sismólogo responsable de la instalación de la red de estaciones sísmicas en tierra que monitorean la zona de subducción en Cascadia, en los estados de California y Oregon.

 

Debilitamiento y curación de la falla que generó el terremoto de Nicoya en setiembre del 2012, fue el tema central que abarcó el Dr. Esteban Chaves en la conferencia. Explica que para estudiar este evento utiliza sismos repetidos, es decir, sismos que se generan en el mismo parche de falla y que son recurrentes en el tiempo. La generación de estos eventos tiene que ver con el proceso de debilitamiento de la falla que fue generada por el terremoto de Nicoya.

 

 

 

La Dra. Odalisca Breedy y el Dr. Jorge Cortés, miembros de la Academia Nacional de Ciencias e investigadores del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) de la Universidad de Costa Rica impartieron el pasado martes 22 de enero una videoconferencia desde el mar profundo de Costa Rica a tierra.

Ambos miembros son parte del equipo de investigación que estuvieron a bordo del R/V Falkor, por un mes, explorando diferentes partes de la cordillera submarina Cocos. El R/V Falkor cuenta con un robot llamado ROV SuBastian el cual utilizan para documentar, tomar muestras, fotos y explorar las profundidades marinas de nuestro país, que de otra manera sería imposible de lograr. Algunas de las muestras que han obtenido es una araña marina gigante que se pensaba que únicamente se encontraba en la Antártica y también una especie de erizo que vive a más de 1000 metros de profundidad.

El estudio inició cerca de la costa, frente a Parrita, Quepos y Herradura, estudiando montículos y derrumbes en el mar Continental y posteriormente se dirigieron a los montes submarinos que se encuentran entre la costa y la Isla del Coco. Cómo parte de lo que han descubierto en estos montes submarinos entre 1000 y 200 metros se encontraron gran variedad de octocorales que son géneros y familias que no tenían registros de que estuvieran presentes en Costa Rica. Otro de los hallazgos sorprendentes de la expedición fue el pulpo Dumbo o el pulpo de las profundidades, campos cubiertos con estrellas quebradizas, entre otros de gran interés y valor científico.

 

 

Primer Simposio Costarricense de Biofísica.

Invitamos a científicos de todos los niveles académicos cuya área de investigación esté relacionada con el área de la biofísica, bioquímica, fisiología o bioingeniería que estén interesados en exponer su investigación en el primer Simposio Costarricense de Biofísica.

Post-doctores, estudiantes de doctorado y maestría, científicos profesionales y profesores están invitados a participar. Este simposio está programado para el día 11 de enero del 2019 y se realizará en la Academia Nacional de Ciencias en San Pedro de Montes de Oca. El tiempo estimado por presentación es 25 minutos con 5 minutos de preguntas.

Para participar como presentador, favor enviar un correo a Christopher Solís (csolisoc @ uic.edu) con el título y un resumen (abstract) del proyecto a presentar. Información sobre como registrarse para este evento se dará próximamente.

Sitio de inscripción para el evento:

https://www.eventbrite.com/e/simposio-costarricense-de-biofisica-primera-edicion-tickets-53870784968?aff=utm_source%3Deb_email%26utm_medium%3Demail%26utm_campaign%3Dnew_event_email&utm_term=eventurl_text

 

 

El pasado 11 de enero se realizó el Primer Simposio Costarricense de Biofísica a cargo de tres jóvenes costarricenses (Ticotales), ellos son el Dr. Christopher Solís Ocampo, el Dr. José Ángel Rodríguez Corrales y el Dr. Francisco Alvarado Guillén.

Este evento se realizó en la Academia Nacional de Ciencias.

Christopher actualmente se encuentra en University of Illinois at Chicago, obteniendo su postdoctorado, sus investigaciones se centran en estudiar como las células del corazón perciben estímulos mecánicos, y cómo estos estímulos pueden desencadenar enfermedades cardiacas. José ángel es investigador en Virginia Polytechnic Institute and State University y su investigación se basa en la síntesis de compuestos de metales de transición con aplicaciones biomédicas. Por último, Francisco Alvarado quien es investigador en la Universidad de Michigan, su trabajo se enfoca en estudiar arritmias cardíacas dependientes de calcio y regulación del receptor de rianodina.

Reunir a los científicos costarricenses que se encuentran en el extranjero y aquellos que están en el país para discutir sobre biofísica, dar a conocer las investigaciones que están realizando actualmente, inspirar la apreciación por las ciencias de la vida desde diferentes enfoques y facilitar la formación de nuevos vínculos profesionales fueron los objetivos de este Simposio.

 

 

 

 

Los Premios Nacionales de Ciencia y Tecnología Clodomiro Picado Twight, convocados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) se otorgan a los mejores trabajos de investigación que realicen y den a conocer individualmente o en forma colectiva ciudadanos costarricenses en los campos de la investigación científica y de la investigación tecnológica. Estos premios son otorgados a personas que tienen un gran compromiso, dedicación de muchos años que fructifican en logros que ponen en alto la ciencia y la tecnología de nuestro país.

Este año no solo se premió un trabajo en específico sino también la trayectoria, es decir una producción científica sostenida y de alta calidad, siendo el Dr. Hugo Hidalgo, miembro de la Academia Nacional de Ciencias, profesor e Investigador de la Escuela de Física y del Centro de Investigaciones Geofísicas de la Universidad de Costa Rica el galardonado en la categoría de Ciencia, por sus aportes que proveen un mejor entendimiento de los procesos hidroclimatológicos relacionados con la variabilidad y el cambio climático.

El jurado para cada uno de los premios estuvo compuesto por representantes de distintos sectores afines a las áreas premiadas. Ellos analizaron detalladamente los trabajos de los postulantes, tomando en cuenta el impacto, innovación, publicaciones en revistas destacadas y la trayectoria del postulante, entre otros factores.